Valoración: cómo limpiar la unidad de dosificación

Las unidades de dosificación requieren inspecciones periódicas; además, se deben desmontar de vez en cuando hasta la unidad del cilindro y limpiarse según sea necesario.

Cada mes, o incluso cada semana, se deben realizar inspecciones si se utilizan reactivos alcalinos, corrosivos o en una alta concentración. Si se utilizan reactivos no problemáticos, los intervalos de inspección se pueden ampliar a entre seis y doce meses.

Mire las instrucciones paso a paso para limpiar la unidad de dosificación.